Leer ya no es lo que era; es más

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+0

 

Leer se está poniendo muy emocionante.Y no solo por las palabras y los conceptos. Las páginas se desdibujan, la tecnología se abre hueco y el negocio quiere volver a sus orígenes. 

Si hace un año nos enterábamos de que el Ipad y los e-Readers bien podrían tener como antecedente la enciclopedia mecánica de Doña Angelita – casi casi la Steve Jobs de la posguerra española-, hace apenas un mes investigadores del MIT nos han contado el último invento: un sensor que permite experimentar las historias que cuentan los libros. ¿Nos mojaremos mientras leemos un cuento de Poe en el que llueve?

Las  novedades “físicas” en el ámbito de los libros digitales no se quedan ahí. La última difundida es la propuesta de Fotolito Books.  Un libro digital que se vende en papel.

De un modo extraño, el mundo gira y sigue haciendo círculos.

 

Volvamos al principio.

 

Ángela Ruiz Robles bien hubiera podido ser la Steve Jobs de la España de la posguerra. Pero tecnología y sociedad no siempre avanzan al mismo ritmo. En los años 40, cuando todavía estaba vigente la cartilla de racionamiento en un país dividido y mutilado por la guerra civil, esta inquieta maestra de León, afincada en Galicia, patentó una enciclopedia interactiva, un libro mecánico que ella misma inventó  con gran ingenio. Recibió varios premios por el invento del que se conserva un prototipo en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de La Coruña.

Obsesionada por el peso de las carteras de sus alumnos y convencida de la necesidad de transformar la educación “memorística” de entonces hacia una enseñanza interactiva y razonada, Doña Angelita ideó un nuevo formato de libro para enseñar mejor sus alumnos. Funcionaba con aire a presión y llevaba unas bobinas donde introducir carretes con las diversas materias de enseñanza. Mediante una lámina transparente se podía incluso “hacer zum”. El invento contaban también con sonido y luz y con un hueco para colocar una calculadora, aunque ninguno de estos añadidos se incorporó al prototipo construido al no existir entonces esos dispositivos de pequeño tamaño.

Es sorprendente saber que aquel invento fue pensado para ser leído en horizontal o vertical -como el primer ipad en 2010- y que su autora lo bautizara como “ideovisual”, ya que los textos se relacionaban unos con otros. Conocimos su historia hace apenas un año, tras la publicación de una biografía sobre su vida y obra. La inventora recibió premios, distinciones y elogios por doquier pero, a pesar de sus esfuerzos, esa especie de centro de actividades portátil -casi un “ebook mecánico”- para leer, dibujar y escribir, nunca llegó a comercializarse.

 

Y seguimos.

Leer. Antes se leían palabras. Ahora se lee, se mira y se siente.

Leer no es lo que era.

SENSORY FICTION from Felix on Vimeo.

Investigadores del MIT ha creado un prototipo que enlaza el mundo de los libros con las sensaciones físicas. Se llama Sensory Fiction: un libro conectado a un sensor -en concreto un chaleco- que permite experimentar las emociones físicas del protagonista del libro y las reproduce para que el lector las sienta también. De momento, a través de 150 LEDs programables, sus creadores han propiciado sensaciones como amor profundo y desesperación. A algunos les puede parecer tontería, y a otros una buena manera de incrementar la experiencia de lectura para alguien con discapacidad de aprendizaje, autismo u otra deficiencia en la información sensorial.

Sensory Fiction

Sensory Fiction

 

Y más.

Un libro electrónico-digital intangible que huele a papel para regalar envuelto en una caja, en cuyo interior están los códigos de descarga, ilustraciones y una figura de papel para su montaje. Esta es la propuesta editorial reciente de Fotolito Books.  De momento, han empezado con Poe y con Kafka.

 

Libro digital que se vende en papel

Libro digital que se vende en papel

 

Lo dicho. De un modo extraño, el mundo gira y sigue haciendo círculos. En el mundo de los libros digitales se avanza tilde a tilde y en círculos convexos.

 

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cuentos digitales: clásicos y renovados - Eva Wheel - […] tecnología nos ofrece opciones y una de ellas es enriquecer la lectura. Un concepto del que hemos hablado antes…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *